Mateo Ledgard – Lima La Gris

Portada del álbum Lima La Gris por Mateo Ledgard
7.5

¿Cuántos limeños tienen una relación de amor/odio con Lima, esta ciudad tantas veces hostil y pocas veces soleada que llamamos casa? Mateo Ledgard desentraña ese vínculo irremediable con las calles, plazas y ocasos de la capital peruana en su primer álbum de estudio, Lima La Gris (2024, Estríper Ediciones). A través de diez canciones de folk pop e incontables metáforas, el músico elabora un relato personal sobre el caos urbano, la obligatoria nostalgia y los eternos contrastes.

Si bien este es su debut en larga duración, Ledgard tiene cierto recorrido en la escena indie limeña. Además de haber sido el bajista de la desaparecida banda Temple Sour, y de colaborar eventualmente con Santa Madero, Karina Castillo, Laikamorí y Great Pueblo, el año pasado salió al frente como solista –con su EP Tres Canciones (2023, Estríper Ediciones)– y junto al Colectivo Waykicha, agrupación con la que editó el estupendo disco de fusión Sobre la tierra, en el mundo andando (2023, Autoeditado).

Lima La Gris se nutre de ese currículum musical. Durante los últimos tres años, Mateo visitó y revisitó los demos que finalmente serían parte del disco. En su casa; en plena gira con Temple Sour; o entre ensayos con el Colectivo Waykicha. Momento libre, momento que aprovechaba para avanzar su primer esfuerzo en solitario. No por nada las canciones que eligió tienen la esencia de sus proyectos paralelos y de sus colaboradores. En algunos casos, de manera sutil (con pocos ajustes, “Tierra prometida” podría haber cabido en un concierto de los Temple Sour); en otros casos, con una participación directa: “Villancico” nació como un tema instrumental que grabó con los Waykicha, pero pronto Karina Castillo le puso letra y voz.

(Foto: Javier Falcón)

En 2022, Ledgard publicó su EP solista Tres Canciones, y el álbum Sobre la tierra, en el mundo andando, junto al Colectivo Waykicha

Otro featuring destacado es el de Flavia Marsano en “Sé que estás por ahí”, una rendición al UK Garage de los años noventa y al electro que privilegia ritmo y melodía. Pero Lima sigue siendo el motivo principal del álbum y de canciones como el tema homónimo, donde Ledgard canta con desesperación mesurada: «Ya no puedo más contigo, Lima la gris / Me la pones difícil». O en “Cuando salga de casa”, que fue producida por el estadounidense Rusty Santos, donde transfigura el desorden citadino en apego romántico: «No entiendo las calles / no están mis amigos / pero eso no importa si duermo contigo».

Porque nada es explícito en Lima La Gris. La ciudad es solo la alegoría perfecta de una angustia juvenil y un letargo que parece imbatible, a pesar del espíritu caótico. Esto queda retratado en la magnífica “Tormentas en el mar, temblores en la tierra”, que aprovecha la rítmica de una guitarra acústica, los sintetizadores orquestales y las voces digitales para transmitir la sensación que nos deja el álbum: Lima puede caber en un disco, pero no en los corazones ávidos de emociones. ■


Tracks destacados:
“Un pájaro volando”, “Tormentas en el mar, temblores en la tierra”, “Sé que estás por ahí”, “Celeste o amarillo”, “Cuando salga de casa”

Recomendado si te gusta:
The Microphones, Mount Eerie


Escucha Lima La Gris (2024) por Mateo Ledgard: