Kanaku y El Tigre – ¿Si le doy zoom puedo ver África?

Kanaku y el Tigre
7

Se podría decir que el nuevo disco de Kanaku y El Tigre tiene todo un concepto detrás. La estridente portada, el sugerente título, los artistas invitados, el estilo audiovisual en los teasers, la rítmica en sus once canciones, la digitalización de lo que antes era acústico; todas posibles evidencias de un álbum uniforme, con un hilo conductor.

Pero este tercer trabajo discográfico –que lleva por nombre ¿Si le doy zoom puedo ver África?– es más bien una declaración de intenciones diversas, algunas mejor logradas que otras. Porque si bien en su debut Caracoles (2011) y en Quema Quema Quema (considerado por este espacio como el mejor disco peruano del 2015) aún se aferraban al indie folk y el pop, ahora transitan con mayor firmeza en terrenos de la fusión y del electro.

En SLDZPVA la agrupación peruana mantiene esa constante búsqueda de sonidos que lleva ya una década, pero ahora lo hace convirtiendo en digital lo que antes era acústico.

Sonidos orgánicos y artificiales que, por ejemplo, se aprecian claramente en el tema inicial “Eso lo quiero sentir” –que combina arpegios en guitarra acústica con la línea vocal emitida desde un vocoder–; o en el sencillo “El año del conejo”, donde conviven percusión y guitarras con motivos generados en sintetizadores (aquí es inevitable recordar el afrobeat del primer Vampire Weekend). Este maridaje musical sí que privilegia la melodía; como en los cortes “Canadá” y “Quiero saber quién es tu [email protected], que cuenta con la participación de Kevin Johansen y su hija Miranda en las voces.

En el rubro invitados, otro que destaca es Jorge Drexler en “Abre los brazos como un avión”, reflexiva canción que incluye un pasaje del repentista cubano Alexis Díaz Pimienta. Asimismo, Camille Jackson aporta texturas diferentes con su voz a “Nostalgia a destiempo” (quizás la canción que más suena al viejo Kanaku y El Tigre). Aunque no todos los featuring funcionaron –en “Romeo”, Miki González no tiene la preponderancia que debería–, ni todas las intenciones llegaron a buen puerto: “#ansolo” es un claro ejemplo de sobreproducción; y “El artista”, un cliché del world music.

Sí, sería injusto ver a ¿Si le doy zoom puedo ver África? con los ojos de Caracoles y Quema Quema Quema. Estamos ante un Kanaku y El Tigre que parece bregar por un sonido distinto, por alejarse de su zona de confort. Lo cual se nota, pero sobre todo se aplaude.


Sello: Independiente
Producción: Kanaku y El Tigre, Matías Cella
Grabación: Bruno Bellatín, Rafael de la Lama y Matías Cella
Mezcla: Matías Cella y Bruno Bellatín en Kanaku Estudio
Masterización: Edu Bergallo