Shakira

“Pies Descalzos” cumplió 25 años: cuando un casete puede cambiarlo todo

Pies Descalzos, el disco que nos mostró a la primera Shakira y la colocó en todas las radios, celebró sus primeros 25 años de lanzamiento. Conversamos con Gustavo Mayaute, fundador del club de fans peruano que lleva el nombre de este álbum, quien nos cuenta cómo esta producción también le cambió la vida.

Gustavo Mayaute (39) siempre tuvo un gusto especial por la música. Buena parte de sus propinas, cuando era niño, la destinaba a adquirir casetes. Otro tanto para comprar revistas. También le entusiasmaba hacerse de polos, gorros, viseras, o cualquier otro souvenir que le genere un vínculo con sus artistas favoritos. Que lo acerque a ellos. Como cualquier coleccionista.

En 1996, él aún estaba en el colegio. Era su cumpleaños número 15, y sus compañeros de aula le organizaron una pequeña celebración. En pleno festejo, un amigo le entregó un casete como regalo. Era de una artista –para él– desconocida: en la carátula se leía el nombre Shakira, y aparecía una jovencita de mirada profunda y cabello negro. No había escuchado de ella, ni mucho menos su música; pero era un casete más para la repisa.

Esa misma tarde volvió a casa y reprodujo la cinta. Una, dos, tres veces. Cuatro, cinco, hasta que dio la noche y escuchó en el noticiero el mismo nombre: Shakira. Descubrió entonces que la artista era una colombiana no tan desconocida, ya que el sábado siguiente se iba a presentar en el inalcanzable Gran Estelar de la Feria del Hogar de Lima. Todo cobraba sentido: esas canciones que repitió y repitió por horas –“Estoy aquí”, “Antología”, “Un poco de amor”– tenían que gustarle a más personas.

Shakira se presentó en la Feria del Hogar el 1 de agosto de 1996. Era el escenario más importante de Lima en la época.

Ir al concierto era una necesidad adolescente, así que juntó un dinero para costear el pasaje de bus y el ticket. Cuando llegó a la feria, no había tanta gente y tampoco se sabía todos los temas; apenas había aprendido algún estribillo. Pero Gustavo recuerda que disfrutó del show como un fanático de toda la vida. Se había enamorado de ella; de su voz, de su sencillez, de su show. Le daría más vueltas a ese casete –sin saberlo aún– durante los próximos 25 años.

Pies Descalzos fue editado en 1995 en Perú a través de Sony Discos. Salió en formato CD y casete. Uno como estos llegó a manos de Gustavo un año después. (Foto: Discogs)

***

Cuando Shakira publicó Pies Descalzos (1995), un año antes del episodio de Gustavo, el mundo seguía llorando a Kurt Cobain. Oasis creaba su propia beatlemanía con ‘(What’s the Story) Morning Glory?’; y Alanis Morrisette debutaba con Jagged Little Pill. Pero, a diferencia de lo que comúnmente se cree, la colombiana ya tenía cierto recorrido discográfico Antes de ese álbum ya había publicado dos placas: Magia (1991), el verdadero debut, y Peligro (1993). Aunque ella misma se ha encargado de enterrarlas y no están disponibles en ninguna de sus cuentas oficiales.

“Los primeros discos le sirvieron a Shakira para hacerse conocida en Colombia. Para que los productores vieran en ella el futuro del pop femenino colombiano. Pero está claro que su carrera empieza con Pies Descalzos, explica Gustavo, quien con los años –exactamente en el 2008– fundo el “club de fans oficial” de Shakira en el Perú, que lleva el nombre de ese disco iniciático.

Actualmente el grupo tiene 85 miembros activos, y en redes sociales como Facebook están a punto de llegar a los 9 mil seguidores. Pero el objetivo no solo es adorar a la colombiana y escuchar sus álbumes sin parar, sino también brindar ayuda social a través de diversas actividades. Eso, dice el peruano, los diferencia del resto de club de fans.

“Nos hemos compenetrado como una familia que tiene principios y valores que la misma Shakira inspira. trabajamos para colaborar con los niños. Al año tenemos dos campañas: la primera es antes de iniciar las clases, en donde repartimos útiles escolares a colegios y la segunda es nuestra ‘shakichocolatada’. Conversamos con un hospital, casa hogar o colegio para llevar juguetes, víveres y un show infantil”, cuenta.

En diciembre último, el club de fans Shakira Pies Descalzos Peru organizó una actividad por Navidad en el distrito limeño de San Juan de Lurigancho. (Foto: Pies Descalzos Peru)

***

Sobre Pies Descalzos se han dicho muchas cosas. Por ejemplo, la revista Rolling Stone consideró que “es una de las placas más importantes para la música en español y el que le mostró al mundo cómo el talento de Shakira sería una de las grandes revelaciones en esta industria”. Fue un trabajo que puso a la artista en las radios latinoamericanas durante la década de los 90, pero que también sentó las bases de esa versión rubia suya que –al día de hoy– se pasea por los estadios de todo el mundo.

Desde su cuenta de Twitter, la propia artista contó la historia del disco mientras lo escuchaba canción por canción. Recordó que Pies Descalzos era probablemente la última apuesta de su disquera Sony para obtener resultados, luego del tímido impacto comercial que tuvieron sus dos elepés previos. De la mano del productor Luis Fernando Ochoa –a quien conoció en Bogotá en 1994, y con quien ha trabajado en producciones más recientes como Shakira (2014) o Amarillo del Dorado (2017)– pudo encajar los hits que ahora nos remiten a su versión pelinegra, noventera, casi adolescente.

Grabarlo también le significó salir de Colombia, ya que se programaron sesiones en el estudio Ocean V.U. de Miami (EE.UU.). “Era la primera vez que trabajaba en un estudio de grabación tan espectacular como era Ocean View, de Victor DiPersia. Me acuerdo de toda esa época cuando escucho esta canción: ‘Estoy aquí’”, ha contado Shakira. Tras ello apareció el videoclip de ese primer single, en agosto de 1995: “Fue espectacular todas las ideas que se me venían a la cabeza. En ese momento era muy fanática del arte surrealista y yo quería un video surrealista. Lo hicimos en México, también fue de las primeras veces que fui a México y me enamoré de ese país”, agregó.

Pero ese era solo el comienzo para ella; la primera puerta que abría en Latinoamérica. De este modo, ingresaba a los hogares de miles de seguidores en todo el continente.

***

Gustavo Mayaute dice que seguir a Shakira le ha permitido viajar y conocer a personas de otros países. Por ejemplo, a Ecuador, donde también planea ayudar a niños en extrema pobreza a través del club de fans. Sin embargo, en su memoria tiene un lugar privilegiado el día que hizo de todo para estar cerca de ella.

“Recuerdo que fue en su tour Sale el Sol, en el 2010. Me compré una entrada para verla desde adelante. A mitad del show, me percaté que la entrada a su backstage no tenía tanta seguridad. Caminé hacia allá y me encontré con ella, justo cuando bajaba del escenario. Me vio y solo atiné a abrazarla. Me quedó mirando, pero luego me agarró fuerte. Es quizás el momento más feliz de mi vida”, cuenta. Lo que unió Pies Descalzos, pues, que no lo separe nadie.

Gustavo Mayaute tiene hoy 39 años de edad, y encabeza las actividades sociales del club de fans de Shakira. En esta foto aparece (Foto: Archivo personal)