Faraón Love Shady

Faraón Love Shady defiende su trap explícito: “Yo me río de los haters y dejo que sigan hablando”

Con miles de seguidores en redes sociales y millones de reproducciones en YouTube, el arequipeño Faraón Love Shady es sin duda el nuevo fenómeno de Internet y del trap peruano. Su tema recurrente: el sexo explícito. El 2021 verá su primer disco de estudio.

Al terminar el colegio, y luego de subir a Internet algunos videos de retos que poco a poco tenían éxito, Jesús vio una oportunidad para presentar su música. Con el cabello pintado de diferentes colores y vistiendo ropa extravagante, grabó el videoclip de su primer tema, “Sin condón”. El nombre artístico elegido: Faraón Love Shady. A ese track le seguirían “Dentro de mi habitación” y “Panocha”; y con ellas miles de visitas que se preguntaban quién era este personaje y por qué cantaba letras sexuales tan explícitas. Las canciones pronto se volvieron virales, e incluso llegaron a oídos de importantes exponentes del reggaetón, como Ozuna y Farruko. Billboard no tardó en ponerse en contacto con él para entrevistarlo.

Sin embargo, Jesús –arequipeño y el tercero de siete hermanos– dice que muy pocas personas y familiares creyeron que su carrera continuaría en ascenso. Ni qué decir de las redes; para muchos estaba condenado a ser un meme pasajero, una anécdota. Todo lo contrario: a pesar de los insultos y burlas que recibe a diario en las plataformas digitales, no cabe duda de su fama en el mundo virtual (está muy cerca de lograr el millón de suscriptores en YouTube). Con esta caracterización, pues, le ha dado a la espalda a la pobreza, y rápidamente se ha convertido en uno de los representantes más populares del trap hecho en Perú.

***

En tu reciente entrevista con Billboard, comentaste que fuiste vendedor ambulante en Arequipa. ¿Qué recuerdas de esos momentos?

Mientras hacía transmisiones [en YouTube] yo continuaba con mi trabajo en la calle. Para que no me reconozcan, me disfrazaba. Me ponía gorros, chullos, sombreros o lentes para evitar que se vea mi cabello. Era vendedor ambulante, pero a la vez seguía con mi carrera musical. Vendía [botellas de] agua a un sol, papa con huevo, varios productos. También tuve varios trabajos; he sido cantante en los micros. Pasé una vida dura en la calle. Todo eso lo tengo en mi mente y ahora lo puedo expresar. Vengo de un lugar donde había hambre; en una zona pobre donde el Gobierno se olvidó de la gente.

¿Alguna experiencia en particular de esa etapa te marcó?

No habían muchas ventas, pasaba mucha hambre. Le mentía a mis padres y les decía que estaba haciendo mucho dinero, cuando en realidad había poco y ni comía. Como vendedor ambulante ganaba entre 30 y 40 soles [US$8 a US$11] al día. Cuando se vendía bien, 60 soles [US$16]; en un mal día apenas conseguía de 2 a 5 soles [US$0,50 a US$1,50].

Tus padres son agricultores. ¿Pensaste alguna vez en dedicarte al campo?

Siempre les he dicho a ellos: “quiero ser mejor que ustedes”. Como tengo sueños grandes por cumplir, se asustan. Me dicen que aspiro a mucho, que no tenemos los recursos para lograrlo. “Cuánto quisiéramos ayudarte, pero sabes que falta para tus hermanos”, me responden. Esas son cosas que realmente me han tocado y fortalecido más como persona. Pero tengo que seguir adelante y luchar.

En Instagram, donde tiene más de 650 mil seguidores, Faraón publica fotos de su nueva cotidianeidad. (Foto: Instagram)

Pero todo eso cambió gracias a Internet. ¿Dirías que las redes realmente te han sacado de la pobreza?

Ahora estoy ganando lo normal; me está yendo bien gracias a Dios, a mi talento y mi perseverancia. Siempre he apoyado a mis padres con lo poco que gano, y también a las personas que piden limosna en la calle. Les doy el dinero que tenga en el bolsillo. Al hacer eso, me siento muy feliz.

¿Pero tu familia te dijo que perdías el tiempo en YouTube?

Ellos no creían en mí. Esa parte puede ser entendible porque no han visto los ingresos. Al principio no ganas nada, entonces los padres se preocupan.

Hablemos de tu música: ¿qué es lo primero que se te ocurre al escribir tus letras? Por ejemplo, en una canción como “Oh me vengo”. [N. de R: en una de sus estrofas canta “Estamos solos los dos bailando en el cumple de tu ex / Lo hacemos sin jebe para no preñarte / Sabes que no quiero nada serio contigo”]

La sexualidad se disfruta. El sexo todos lo disfrutamos, por lo que no lo veo como un tabú. Es normal. A mis fanáticos les recomiendo que sean mayores de edad para que disfruten su sexualidad, y siempre con consentimiento. Quiero recalcar que todas las canciones que tratan de sexo se refieren al realizado con consentimiento y mucho amor. Hay distintas maneras en las que uno puede inspirarse. Tomo mi jugo de papaya, descanso y luego escribo. Además, veo películas y novelas; me sale la letra en cuestión de segundos. Así fluye.

¿Te sientes satisfecho al lograr toda esta atención con letras tan explícitas sobre la sexualidad?

A ver, me gusta el trap. Habla de sexo, drogas, todo lo que pasa en la vida real, en la calle. Yo vengo de un barrio donde pasan esas cosas. Soy de barrio, pero también soy versátil. Hoy me conocen por lo explícito; y quizás en algunos meses, me conozcan por ser el artista más limpio, con letras que se puedan escuchar en las radios para que hasta los niños las disfruten.

Pero eso es básicamente cambiar todo lo que te hizo famoso.

Es que no es necesario hablar mucho de sexo. Por ejemplo, en mi canción “Soy guapo” la letra busca subir el autoestima, que se digan a sí mismos que son atractivos. Allí no hay nada explícito. Más adelante estoy pensando cantar bachata, una balada o hasta un reguetón romántico. No me cierro a las posibilidades. Me gusta hacer todo tipo de música.

“Hoy me conocen por lo explícito, y quizás en algunos meses me conozcan por ser el artista más limpio, con letras que se puedan escuchar en las radios”

¿Temes convertirte en una moda pasajera de internet y luego desaparecer?

Esa supuesta moda dura dos meses más o menos, pero yo he venido para quedarme. Seguiré creciendo. Muchos envidiosos y haters me critican; me dicen que soy un meme, que voy a volver a la pobreza. Yo simplemente me río de ellos y dejo que sigan hablando. En el 2019, cuando los youtubers con dos o tres millones de seguidores empezaban a criticarme, yo ya era viral. En ese momento podían decir que era un simple viral, pero continué creciendo.

Aunque te han convertido en memes. ¿Te molesta eso?

Al principio me molestaba. Ahora, yo mismo hago los memes; me vuelven más conocido. Si hay buenos memes, entonces hasta yo me río. Si son memes racistas, simplemente digo que detrás hay una persona con una vida miserable.

***

“No busco problemas, pero tampoco me dejo [pisotear] por nadie” es el mantra que Faraón Love Shady busca aplicar en su carrera. Ahora promociona su nuevo sencillo llamado “Perreo en la mesa”, además de sus recientes lanzamientos “Harley Quinn” y “Duro dos horas”; un “trap sucio” como –asegura– sus seguidores le piden. En el 2021, además, tiene pensado publicar su primer álbum bajo esa misma premisa. “La cuestión es intentarlo y no quedarse con las ganas”, explica. La calle lo ha hecho artista.