Las Sombras apuestan por un nuevo sonido en «Lo que guarden tus ojos»

Las Sombras
Difusión

El tema fue producido por Javier Weyler, exbaterista de Stereophonics.

Los argentinos de Las Sombras preparan su tercer álbum de estudio y con su primer sencillo, «Lo que guarden tus ojos», muestran sus intenciones de ir a la vanguardia y alejarse del rock crudo y blusero de sus dos primeras producciones.

Para ello, la banda reclutó a Tomás Putruele (Banda de Turistas) y Roberto Figueroa (Los Siberianos), además de contar con Javier Weyler, exbaterista de Stereophonics y colaborador de Alex Kapranos, como productor del nuevo track. El resultado: ritmos envolventes entre sintetizadores, guitarra batería y bajo, sin dejar de lado el aura atemporal del rock clásico argentino.

«Trabajar con artistas latinos es algo que siempre he querido mantener. Ya había planes firmes de ir a Buenos Aires a dar una masterclass en El Pie, pero no quería perder la oportunidad de producir ya estando allá y aprovechar el viaje. Argentina siempre ha sido un referente importante del rock en español. Es vital que los artistas tengan su propia identidad, independiente de cuales sean las tendencias actuales. Si no eres transparente, la gente lo percibe de inmediato. Esa sinceridad es lo que escuché en Las Sombras», cuenta Weyler en un comunicado de prensa.

Durante el 2020, la agrupación argentina aprovechó en versionar en clave bolero su sencillo «Nada más». También estrenaron en YouTube su último concierto en el Niceto Club de Buenos Aires. Ahora puedes escuchar su nuevo tema:

Letra de «Lo que guarden tus ojos»:

Déjame llevar
lo que guarden tus ojos
y jamás podrás saber
dónde guardo el tesoro

Nunca tengas fe
en los ojos de otros
es la sola idea del
tenerte entre sus fotos

No hace falta que me engañes
ni me digas que todo fue
una gran casualidad
de esas que ya no vuelven más
y te dejan muerto

Déjame llevar
lo que guardé en tus ojos
y jamas podrás saber
dónde guardo el tesoro

No pretendas fe
en los ojos de otros
es la sola idea de
tenerte entre sus fotos

Esperando a que me llames
fui pensando en la veces que
nos dijimos la verdad
intentando recuperar
ese tiempo muerto

No hace falta que me engañes
ni me digas que todo fue
una gran casualidad
de esas que ya no me vuelven más
y te dejan muerto